Fase de explotación

La explotación representa, junto al mantenimiento, el periodo más largo en la vida de un edificio.

 Hay una gran diferencia entre la explotación del edificio directamente por la propiedad o a través de un contrato de cesión de explotación, utilizado principalmente en el caso de grandes instalaciones municipales.

 En esta fase podemos aportar nuestra experiencia en las siguientes facetas:

·          Implantación GMAO: es fundamental para la propiedad tener un histórico del mantenimiento que se ha llevado a cabo en su instalación, de las reparaciones llevadas a cabo, etc. Esto se puede hacer de varias maneras. Una de las más adecuadas es que la propiedad ponga en manos de la explotadora un sistema de Gestión de Mantenimiento Asistido por Ordenador (GMAO). Colaboramos con el GMAO manttest.net, desarrollado por la casa Test JG desde la toma de datos de equipos e instalaciones.

·          Estudios energéticos: para explotar correctamente un edificio debemos conseguir las condiciones de confort optimizando el consumo de energía. Este es un proceso complicado que pasa en primer lugar por definir exactamente las condiciones de funcionamiento del edificio, en segundo lugar detectar los consumos de una manera muy precisa y a continuación en proponer actuaciones que reduzcan este consumo sin variar las condiciones de confort. En esto consiste la eficiencia energética.

·         Certificados energéticos: de acuerdo con el Real Decreto 235/2013 aprobado por el Consejo de Ministros el 5 de abril, Desde el 1 de junio es obligatorio poner a disposición de los compradores o arrendadores de edificios o de parte de los mismos un certificado de eficiencia energética. Este certificado, con una validez de diez años, evalúa la eficiencia energética del inmueble (edificio entero o parte del mismo), tanto en términos de consumo de energía como de emisiones de CO2, otorgándole una calificación en una letra que variará de la A a la G, para consumo de energía primaria, y otra letra para emisiones de CO2. Además de la información objetiva sobre sus características energéticas, el certificado deberá incluir recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética del inmueble. Por otra parte, la calificación energética, deberá estar incluida en toda oferta, promoción o publicidad dirigida a la venta o el arrendamiento. Somos expertos en Certificación Energética y desarrollamos nuestra actividad en las provincias de Murcia, Almería, Alicante y Albacete.